Oración Para Restaurar y Recuperar mi Matrimonio en Crisis

Hoy veremos una Oración para restaurar un matrimonio que está pasando por problemas

El matrimonio, por muy amoroso que sea, siempre está sujeto a tiempos difíciles, ya sean problemas financieros, dificultades con los hijos, problemas con otros miembros de la familia y otros problemas. Pero si desea revertir esta situación, una oración para restaurar el matrimonio puede ser la mejor manera.

Cuando proponemos compartir el techo con alguien, debemos tener en cuenta que estos tiempos difíciles pueden suceder, pero es aún más importante tener en cuenta que en la primera crisis no podemos simplemente “bajarnos del bote”.Oración Para Restaurar y Recuperar mi Matrimonio en Crisis

Los problemas matrimoniales deben resolverse con mucho diálogo y paciencia, y en esos momentos una oración para restaurar el matrimonio puede ser la clave para poner fin a la crisis, pero es muy importante que ambas partes se esfuercen y tengan fe.

Idealmente, las dos partes de la pareja deben rezar juntas y rezar todos los días. También puede elegir diferentes oraciones para diferentes momentos del día.

Encuentre aquí la oración que aporte sentido y fuerza para superar los problemas cotidianos que surgen en el matrimonio.

Oración  para arreglar un matrimonio en crisis

Dios de amor, Padre querido, mi matrimonio está pasando por un gran conflicto, que parece interminable; y cuando pienso que esta fase está acabando, empieza todo de nuevo.

Hay días en que nuestras conversaciones son como alfileres, como espinas en la carne: todo parece acusación y ofensa.

Todas las cosas se vuelven desconfianzas, todo lo que decimos se transforma en agresiones verbales; todo es motivo para reanudar hechos y errores pasados, y sólo vemos los defectos uno del otro.

Hay momentos en que me pregunto si mi matrimonio va a sobrevivir a los desafíos que estoy viviendo. Si el matrimonio es un pacto divino, ¿por qué es tan difícil evitar que la santidad del amor sea contaminada por la sospecha? 

Si nos comprometemos uno con el otro en el altar del Señor, si prometemos amarnos el uno al otro, en la alegría, la salud y la enfermedad, todos los días de nuestras vidas, ¿cómo, de repente, nuestra relación se transformó en peleas e indiferencia?

Ayúdame, Señor, a recordarme cuando nos conocemos, de las maravillosas cualidades que hemos visto en el otro, de los dones, cariños y sueños de un futuro de amor y amistad, de la relación fundamentada en el respeto, del paso a paso de la construcción de una familia maravillosa, de todos los sueños que soñamos juntos, de ser amparados el uno para el otro, de la época en que no peleábamos ni discutimos, de cuando no nos ofendíamos mutuamente. 

Sé que es importante recordar siempre los momentos alegres y felices que vivimos cada día, por eso viene, Señor, reavivar en mi corazón esas memorias, la llama de amor que nos mantiene vivos y unidos, nos da esa gracia.

Oración para el matrimonio en problemas

Ayúdame, Señor, a superar las dificultades de la convivencia diaria y  a recordar que hemos hecho la opción de compartir la vida juntos, hasta que la muerte nos separe.

 Ayúdame a hacer mi parte para honrar y mantener mis votos.

Sé que muchos problemas podrían resolverse sin pena, sean financieros – problemas de gastar demasiado o ahorrar demasiado, dejar las cuentas retrasar, comprar sin necesidad – o afectivos – el cobro exagerado de atención y demostración de afectos, la implicación con defectos comunes, indiferencia, la devaluación del otro, la priorización del trabajo o de bienes materiales. 

Todo se convierte en motivo de rabia cuando nos olvidamos de que estamos unidos en el amor de Dios. ¡Libérame, Señor, de esos males!

Que yo me disponga a dejar pasar los pequeños desentendimientos, que nada significan comparados con las grandes bendiciones compartidas en nuestra relación.

Enséñame a confiar en mi cónyuge y en Dios en los momentos más difíciles y amar en los momentos de desacuerdo; a silenciar ante las ofensas verbales y críticas; a creer; a resignarme ante una mirada de acusación; a comprender al otro ante las amenazas de abandono, de separación; a luchar por el matrimonio cuando el otro dice que no hay más amor, porque en Dios el amor jamás acaba.

Dame el coraje y serenidad para enfrentar las situaciones y la sabiduría para buscar soluciones. Dame la gracia de saber perdonar, y que todo el resentimiento sea lavado de mi alma por tu sangre redentor.

Hoy, descubrí que el matrimonio perfecto no existe y quiero aprender a lidiar con las imperfecciones a partir de ahora.

 Quiero vivir cada momento de mi matrimonio de forma plena, sabiendo que la relación necesita siempre un estímulo y un esfuerzo para ver más las cualidades del otro que sus defectos.

 Nos casamos para apoyarnos el uno al otro y para juntos superar las dificultades que solos no éramos capaces de enfrentar.

Gracias, Señor, por recordarme todo esto, pues quiero buscar mi reconciliación, poner docilidad y respeto en la relación, pues el amor sólo sabe amar.

 Lo que estábamos viviendo era sólo una afectividad, una relación, un coleguismo, y no la relación matrimonial que nos comprometemos a tener ante todos, en el altar.

Pido, Jesús, que arranque de mi alma los recuerdos dolorosos, que ponga a tus ángeles en mi casa y expulse de aquí todo mal, toda desconfianza, toda agresividad y malentendido, toda y cualquier fuerza maligna. 

Si alguien deseó algún mal para nosotros, para destruir nuestro matrimonio, sea por envidia, sea por magia negra, hechizo o de cualquier otra forma, lo entrego en Tu mano, y que esas personas sean por ti bendecidas, así como yo quiero que sea ​​mi hogar.

Que tengan la gracia del Señor en todos los hogares. Amén!

Oración para restaurar y fortalecer  el matrimonio

“En el poder del Nombre de Jesucristo, oro contra todos los patrones de infelicidad matrimonial profundamente arraigados en mi familia.

Digo NO y reclamo la Sangre de Jesús en cada supresión del cónyuge y en cada expresión de aversión matrimonial.

Dejo de odiar, desear la muerte, los malos deseos y las malas intenciones en las relaciones matrimoniales.

Puse fin a toda transmisión de violencia, a todo comportamiento vengativo, negativo, a toda infidelidad y engaño.

Paro toda transmisión negativa que bloquea todas las relaciones duraderas.

Renuncio a todas las tensiones familiares, el divorcio y el endurecimiento de los corazones en el Nombre de Jesús.

Puse fin a cada sentimiento de estar atrapado en un matrimonio infeliz y cada sentimiento de vacío y fracaso.

Padre, a través de Jesucristo, perdona a mis parientes en todas las formas en que podrían haber deshonrado el Sacramento del Matrimonio.

Por favor traiga a mi línea familiar muchos matrimonios profundamente comprometidos llenos de amor, fidelidad, lealtad, amabilidad y respeto.

Amén! “

Oración por San José para la restauración  del matrimonio

“Nosotros, San José, hemos recurrido a nuestra tribulación.

Y después de haber rogado la ayuda de su Santísima Esposa con confianza, le pedimos su patrocinio.

Por este sagrado vínculo de caridad que te unió con la Virgen Inmaculada Madre de Dios, y por el amor paternal que tuviste por el Niño Jesús, te rogamos sinceramente que mires con benevolencia la herencia que Jesucristo ha conquistado como su sangre, y que nos ayudes. , en nuestras necesidades, con su ayuda y poder.

Protege, oh previsor de la Divina Familia, la raza elegida de Jesucristo;

Apártate de nosotros, oh Padre más amoroso, la plaga del error y el vicio;

Ayúdanos desde lo alto del cielo, oh nuestro poderoso apoyo, en la lucha contra el poder de la oscuridad;

Y así como una vez salvaste la vida amenazada del niño Jesús de la muerte, ahora defiende a la Santa Iglesia de Dios contra las trampas de sus enemigos y contra toda adversidad.

Apoye a cada uno de nosotros con su constante patrocinio, para que, con su ejemplo, y sostenido con su ayuda, podamos vivir virtuosamente, morir piadosamente y obtener la dicha eterna en el cielo.

Amén.

Esta es solo una oración para restaurar el matrimonio, pero hay otras que fortalecen la unión de las parejas.

video Oración a Dios para volver a unir la pareja y restaurar el matrimonio

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies