Oración para Expulsar Los Demonios de una Persona

Hoy veremos 10 oraciones cortas y poderosas para expulsar demonios de una persona y detener la acción malvada del diablo

Sacar a los demonios es un poder otorgado por Cristo a quienes creen en Él, un poder basado en la fe y en la oración y el ayuno que pueden ejercer tanto los individuos como las comunidades.

Aclare inmediatamente el campo de posibles malentendidos: no debemos confundir este poder, atribuido a la fe, la oración y el ayuno, con el exorcismo, que es un sacramental, que solo es posible para los sacerdotes expresamente autorizados por sus respectivos obispos.Oración para Expulsar Los Demonios de una Persona

Oración de liberación y protección  contra el demonio

En la oración de liberación podemos identificar dos extremos: algunos no aceptan su eficacia porque no creen que el diablo nos engañe y nos subyugue. Niegan su existencia y, en consecuencia, su influencia dañina en nuestras vidas. Al hacerlo, como ya se dijo, no se dan cuenta de que al no creer en la existencia del diablo ya han caído víctimas de sus engaños.

El otro extremo, no menos importante, es convencerse de que la liberación total se obtendrá con una simple oración de sanación y liberación que eliminará el mal que está en nosotros.

En realidad, no es suficiente para expulsar a los demonios, pero es necesario deshacerse de todos los engaños que motivan nuestra conducta.

La manera efectiva de vencer al diablo es liberarnos de todas las cadenas que nos atan: materialismo, sensualidad, egoísmo, orgullo, vanidad, mentiras, etc. ¿De qué sirve de hecho ahuyentar a un demonio, si entonces en nuestro corazón y en nuestra mente sigue habiendo una gran cantidad de mentiras y decepciones?

Por lo tanto, la oración de liberación encuentra su eficacia en la integridad de su acción, en romper los lazos satánicos que mantienen al hombre atado.

Oración para alejar al demonio y todo lo malo

Aquellos que asuman este compromiso tendrán que vivir en la Verdad, renunciando a los engaños del mundo que se oponen a los principios del Evangelio, llevando una vida en conformidad con el Evangelio, asistiendo asiduamente a los Sacramentos, orando simplemente, sin gestos ni actitudes extrañas, especialmente si están en grupo. .

Las siguientes oraciones de liberación pueden ser recitadas por cualquiera, pero solo como una forma de “Oración Privada”. Aunque el final es loable, NADIE puede atacar directamente al diablo para liberar a otras personas.

Recitar estas oraciones no significa hacer un exorcismo: el exorcismo es solo el que realiza un sacerdote exorcista como una forma de oración pública, solemne en nombre y con la autoridad de la Santa Iglesia Católica.

Recuerde siempre que el mejor punto de partida es una CONFESIÓN buena y sincera.

Oración Al señor Jesús para espantar al maligno

Oh Jesús el Salvador, mi Señor y mi Dios, mi Dios y mi todo, que con el sacrificio de la Cruz nos has redimido y derrotado el poder de Satanás, te ruego que me liberes de toda presencia malvada y de toda influencia del maligno.

Te lo pido en tu Santo Nombre, te pido por tus heridas santas, te pido tu cruz, te pido a través de la intercesión de María, la Inmaculada y las tristezas.

La sangre y el agua que brotó de tu costado bajaron sobre mí para purificarme, liberarme y sanarme. Amén!

Oración A maría para protección contra el demonio

Oh Augusta, Reina del Cielo y Soberana de los Ángeles, a ti que has recibido de parte de Dios la misión de aplastar a la cabeza de Satanás, humildemente te pedimos que nos envíes legiones celestiales, porque en tu presencia persiguen demonios, luchan contra ellos, reprimen su audacia y Los empujan de nuevo al abismo. Amén!

Oración A San Miguel arcángel contra el diablo

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla; contra los males y las trampas del diablo sea nuestra ayuda.

Les rogamos a los suplicantes: ¡que el Señor le ordene! Y tú, príncipe de las milicias celestiales, con el poder que te viene de Dios, echa a Satanás y los otros espíritus malignos que vagan por el mundo a través de la destrucción de las almas en el infierno. Amén!

Oración para bendecir el lugar de trabajo y alejar lo malo

Visita  padre  nuestra casa o (oficina, tienda …) y aleja las trampas del enemigo; vengan los santos ángeles para mantenernos en paz y su bendición siempre permanecerá con nosotros.

Para Cristo, nuestro Señor Amén!

Señor Jesucristo, usted ha ordenado a sus apóstoles que invocan la paz a aquellos que vivían en las casas en las que habían entrado, santifiquen, oramos, esta casa a través de nuestra oración de confianza.

Derrama tus bendiciones y abundancia de paz sobre ella. La salvación entra en ella, como vino a la casa de Zaqueo, cuando entraste en ella.

Asigna a tus santos ángeles para que lo guarden y alejen de él todo el poder del maligno.

Permita que todos los que viven allí le complacen por sus obras virtuosas, para que, cuando llegue el momento, sean bienvenidos a su hogar celestial.

Te lo pedimos por Cristo, nuestro Señor. amén

Oración de liberación del pecado

Oh Señor, eres grande, eres Dios, eres Padre, te rogamos por la intercesión y con la ayuda de los arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael, para

que nuestros hermanos y hermanas puedan ser liberados del maligno que los esclavizó.

Oh santos, todos vienen en nuestra ayuda.

De la angustia, de la tristeza, de las obsesiones.

Te lo rogamos ¡Libéranos, Señor!

Del odio, de la fornicación, de la envidia.

Te lo rogamos ¡Libéranos, Señor!

De los pensamientos de los celos, la ira, la muerte.

Te lo rogamos ¡Libéranos, Señor!

De todo pensamiento de suicidio y aborto.

Te lo rogamos ¡Libéranos, Señor!

De toda forma de mala sexualidad.

Te lo rogamos ¡Libéranos, Señor!

De la división de la familia, de toda mala amistad.

Te lo rogamos ¡Libéranos, Señor!

De todas las formas del mal, de la factura, de la brujería y de cualquier mal oculto. Te lo rogamos ¡Libéranos, Señor!

Oh Señor, dijiste: “Te dejo paz, te doy mi paz”,por intercesión de la Virgen María,concédenos liberarnos de toda maldición y disfrutar siempre de tu paz.

Por Cristo nuestro Señor.

Amén.

Oración contra todo mal

Espíritu del Señor, Espíritu de Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo, Santísima Trinidad, Virgen Inmaculada, ángeles, arcángeles y santos del cielo,

desciendan sobre mí: Encuéntreme, Señor, moldéeme, lléneme, utilíceme.

Lleva las fuerzas del mal lejos de mí, y aléjalas, para que me sienta bien y funcione bien. Lleva lejos de mí los hechizos malvados, las hechicerías,

la magia negra, las masas negras, las facturas, las ligaduras, las maldiciones, el mal de ojo;la infestación diabólica, la posesión diabólica, la obsesión diabólica;

Todo lo que es malo, pecado, envidia, celos, perfidia; Enfermedad física,psíquica, espiritual, diabólica. Quema todos estos males en el infierno, porque

Nunca más me toques y ninguna otra criatura en el mundo.

Ordeno y ordeno: con el poder de Dios todopoderoso,en el nombre de Jesucristo Salvador, a través de la intercesión de la Virgen Inmaculada:

A todos los espíritus inmundos, a todas las presencias que me molestan, que me dejen inmediatamente, que me dejen definitivamente y que vayan al infierno eterno,encadenadoS por San Miguel Arcángel, por San Gabriel, por San Rafael, por nuestros ángeles guardianes, aplastados bajo el talón de la Santísima Virgen.

Amén.

Usa la oración de protección contra el demonio que sea la más adecuada para ti. Ora con fe y el señor y sus ángeles te protegerán

VIDEO Oración cristiana para expulsar demonios

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies